Fin de una etapa

Después de poco más de dos años he decidido fusionar este blog con otro de mis proyectos personales.

A partir de ahora este blog continuará en http://infinautica.blogspot.com. Cuando comencé  el Infinauta al mismo tiempo comencé también el Dibujo porqué quería mantener ambas temáticas claramente diferenciadas, pero después de todos estos meses he llegado a la conclusión de que esta diferenciación no tenía mucho sentido, no al menos a día de hoy, ya que en el fondo ambas bitácoras son un proyecto personal y tratan más de mis inquietudes personales que de cualquier otra cosa.
Así que dejo la actual plataforma en suspenso y os invito a que continuéis visitándome en la nueva edición del Infinauta donde seguiré dando buena cuenta de mis pasiones e intereses acerca de esta sagrada disciplina que es el dibujo pero junto a otra pleyade de asuntos que también tienen que ver con el mundo del espíritu.
Muchas gracias por vuestras visitas durante estos años y seguimos en contacto.
Anuncios

Mis tweets favoritos (VOL I)

Os regalo el primer volume de  mis tweets favoritos con sus respectivos autores. Pienso que en general es una lectura grata pero algunos son realmente buenos.

 

Ideal para pasar un rato de lectura fresca y estimulante.

 

Que os aproveche.

 

 ‏@ArtePresentar

Ser libre financieramente es tener unos activos que te generan ingresos que cubren todos tus gastos – @theRealKiyosaki

 

@ElPedroRuiz

El desfile de la Hispanidad es siempre un test. De pasta, concordia y ausencias. Biopsia.

 

@vestorach

“Consider the rights of others before your own feelings, and the feelings of others before your own rights.” John Wooden

 

‏@vestorach

“Do not let what you cannot do interfere with what you can do.” J. Wooden

 

@alvarocarmona

Del 1 al 10, le doy a la exageración un doce, a la mediocridad un cinco, y a la imaginación un diecitrés

 

@falcaide

Sé tan bueno en lo tuyo q nadie pueda ignorarte…

Sigue leyendo

Libros de autoayuda

Los libros de auto ayuda han tenido mucho éxito las últimas décadas pero también han tenido muchos detractores que los consideran libros para ignorantes. Entre las críticas se dice que juegan con las esperanzas del lector, son inútiles, trasnochados y hasta peligrosos… y que por supuesto no sirven para nada. Sencillamente son muchos los intelectuales que abominan de la auto-ayuda. Hasta tal punto llega esta aversión que se da el caso de autores que crean libros  de auto-ayuda, disfrazados de cualquier otra cosa, y se apresuran a decir en el prólogo “no se trata de un libro de auto ayuda” ¿y qué si lo es?.

Mi opinión es que la auto-ayuda no deja de ser un género literario más y despachar dicho género cómo basura de un plumazo tiene tan poco sentido como lo tendría considerar despreciable todas las novelas que se han escrito por el mero hecho de ser novelas.

En autoayuda, como en cualquier género literario, hay obras malas, regulares, buenas y mejores y es el lector el que debería ejercer su criterio a la hora de seleccionar que títulos le interesan.

Ante la acusación de “no sirven para nada, no ayudan”, hay que argumentar que efectivamente no hayan ayudado al autor de dichas afirmaciones, pero eso no quiere decir que no puedan ayudar a otras personas. En la auto-ayuda, cómo en la literatura en general, hay un gran nivel de subjetividad y por lo tanto hay personas que pueden haber obtenido gran ayuda de su lectura al mismo tiempo que hay personas a las que no les ha servido para nada e incluso les ha perjudicado.

En este caso como en todos, lo mejor es probar por uno mismo y decidir, también por uno mismo, que es lo que nos gusta y/o nos conviene leer.

Personalmente no tengo reparos en reconocer que soy aficionado a la lectura a los libros de auto-ayuda, entre otros muchos géneros literarios, y me he encontrado con basura pero también con auténticas joyas…y por supuesto siempre desde un juicio, en gran parte, subjetivo.

Empapa tu cerebro en serotonina

Image001

Nos guste o no nos guste, nuestro estado de ánimo viene determinado por una serie de sustancias neurotransmisoras presentes en nuestro sistema nervioso central. Basta la presencia o la ausencia de uno de ellos en las cantidades adecuadas para que cambie radicalmente nuestra forma de estar en el mundo y de percibirlo. Podéis abundar ampliamente sobre estos temas en el libro de Biología de las pasiones de Jean Didier Vincent.

El caso es que entre todos estos neurotransmisores la serotonina tiene especial importancia ya que su presencia en nuestro cerebro es la que nos hace sentir bien. Cómo por arte de magia, una presencia de serotonina en las proporciones adecuadas nos eleva el estado de ánimo y la sensación de placer, evita la depresión,  nos permite sentirnos mejor y ver todo de un modo mucho más positivo. Por tanto es recomendable adoptar unos hábitos en nuestro estilo de vida que nos permitan mantener siempre una buena cantidad de serotonina empapando nuestro cerebro para mejorar nuestra calidad de vida en general.

Enumero a continuación unos cuantos consejos que ayudan a mantener los niveles de serotonina en estado óptimo. Como todos los consejos son más fáciles de dar que de seguir, aún así vale mucho la pena intentarlo habida cuenta de los beneficios.

Evitar situaciones estresantes: El stress provoca que se pongan en marcha corticoides que producen efectos contrarios a la serotonina

Mantener la calma: Si por nuestras circunstancia vitales nos es imposible evitar situaciones estresantes, entonces lo mejor es analizar la situación con la máxima distancia posible en intentar no implicarnos emocionalmente, o al menos que dicha implicación emocional sea lo más leve posible. El objetivo es rodearnos de calma a la mínima oportunidad aunque solamente sea por unos segundos

Dormir las horas adecuadas: Procurar siempre dormir entre 7 y 9 horas al día. Una de las funciones de la serotonina es la de regular el ciclo del sueño mediante la síntesis de melatonina. Un desajuste de nuestro ciclo de sueño-vigilia puede producir carencias de serotonina indeseables.

Practicar ejercicio: El ejercicio físico estimula la producción de serotonina por parte del cerebro. Un mínimo de media hora al día de ejercicio físico son un estupendo remedio antidepresivo. Son especialmente adecuados los deportes aeróbicos y que no produzcan demasiado stress en el cuerpo.

Dieta rica en triptófano: No podemos enviar serotonina adicional directamente a nuestro cerebro pues la barrera hematoencefálica lo impide pero sí podemos provocar su generación de forma indirecta a través de una dieta sana y rica en triptófano ya que este aminoácido es un elemento esencial para la liberación de serotonina. Hay multitud de elementos que incluyen importantes cantidades de triptófano. Hago aquí una enumeración de algunos de ellos.

·         Legumbres: lentejas, soja, guisantes, habas, judías o garbanzos entre otras

·         Cereales: Trigo, avena, mijo, maíz, centeno o cebada

·         Verduras y hortalizas: espinacas, espárragos, lechuga, berenjenas, zanahorias, pepinos o tomates entre otros

·         Frutas: fresas, naranjas, arándanos, melocotones o uvas entre otras

·         Frutos secos

·         Carnes: Especialmente la de pavo, pollo y el jamón

·         Pescados: especialmente el azul como la sardina, la caballa o el atún

·         Otros alimentos: El queso (especialmente el curado, el tofu o el chocolate)

No obstante hay que controlar su ingestión en las cantidades y medidas adecuadas mezclándolos de forma saludable para evitar que la ingestión de triptófano produzca daños en otras áreas, por ejemplo; el chocolate produce triptófano pero también puede hacer subir demasiado los niveles de glucosa  en sangre (salvo que sea del 100% de cacao), por su parte una ingestión excesiva de carne puede hacer aumentar peligrosamente el nivel de grasas en nuestro cuerpo con los correspondientes riesgos cardiovascualres. En definitiva comer de todo en las cantidades y proporciones adecuadas…vamos lo de siempre.

Procurar hacer, al menos, dos cosas al día que nos ilusionen: Procurarnos alegrías es un estimulante efectivísimo para la producción de serotonina así que hemos de obligarnos a darnos un par de ilusiones al día aunque sean pequeños actos cómo abrazar a un amigo, dar un paseo, leer un buen texto o comernos un helado de chocolate negro, …que además nos proporcionará triptófano ;-).

Hacer el amor: la práctica de sexo –en compañía o en solitario-  siempre que sea no compulsiva, eleva los niveles de serotonina antes, durante y después de la actividad. Si se hace de forma compulsiva entonces provoca ansiedad y ya tenemos los corticoides en lugar de la serotonina.

Respiración abdominal: Este tipo de respiración nos ayuda a serenarnos y la serenidad aumenta los niveles de serotonina en el cerebro.

Meditar:  La meditación es una fuente fantástica de estimulación de producción de serotonina. Mientras más experiencia se gana en la práctica de la meditación más uniforme se mantienen los niveles de serotonina.

Reir: Algo tan sencillo cómo reírse libera serotonina en el cerebro. No hace falta decir que cuanto más riamos, mejor.

Escuchar buena música: está más que demostrado que la buena música estimula la generación de serotonina

Ayudar a los demás: Demostrado, ayudar al prójimo es una excelente forma de liberar serotonina siempre y cuando prestar esa ayuda no se haga de forma forzada y no suponga un prejuicio mayor para nosotros mismos.

Existen medicamentos antidepresivos como los inhibidores selectivos de recaptación de serotonina que mediante un proceso de inhibición hacen que suban drásticamente los niveles de serotonina en el sistema nervioso central pero NUNCA deben tomarse si no han sido recetados directamente por un psiquiatra o médico especialista ya que de lo contrario se corre el riesgo de padecer un síndrome serotoninérgico de consecuencias muy pero que muy desagradables y perjudiciales para nuestro organismo.

Enfín, espero que esta información os sea de utilidad.

Los diapasones del ánimo

Diapason

El otro día sin saber muy bien porqué, vino a mi mente la imagen del diapasón. Ya sabéis, ese aparato que se utiliza para afinar instrumentos musicales. Una de las características que me llaman la atención de este objeto es que  si lo hacemos vibrar golpeando ligeramente sus ramas, inmediatamente cualquier diapasón que esté en las inmediaciones y que tenga el mismo armónico empezará a vibrar también. El armónico es un nivel de frecuencia dentro del sonido y de otros sistemas dinámicos. La mayoría de diapasones vibran a una frecuencia de 440 Hz aunque los hay que están afinados a otras frecuencias dependiendo de su forma y material. El caso es que si colocamos un conjunto de diapasones de igual frecuencia en una habitación silenciosa y hacemos vibrar uno de ellos, al poco tiempo todos los diapasones de la sala estarán vibrando bajo ese mismo armónico como por arte de magia.

Pues bien, salvando las distancias, me atrevería a hacer un símil con el comportamiento humano. Me gustaría establecer la hipótesis de que el estado de ánimo de una persona se propaga por el aire al igual que el sonido, y del mismo modo que el sonido, un estado de ánimo se transmite de una persona a otra siempre y cuando estén en el mismo “armónico” emocional.

Sigue leyendo

Arteterapia

Arterapia

El próximo sábado 15 de Octubre en el programa “Respira” de Barcelona TV emitirán un interesante reportaje sobre “Art i Terapia” donde se mostrará que el arte (y el dibujo como parte de tal) es una poderosísima herramienta terapéutica para mejorar nuestra salud mental, emocional y, por lo tanto, física y una estupenda vía de crecimiento personal.

 

Los que seguís este blog ya sabéis que he defendido más de una vez el poder del dibujo mucho más allá de su cualidad como actividad plástica por eso pienso que conocer una disciplina como la Arte terapia puede ser sumamente enriquecedor.

 

Los que no podáis sintonizar la cadena, podréis ver el programa en diferido más adelante a través de http://www.btv.cat/alacarta/  . También podéis encontrar más información acerca de esta disciplina en http://www.fesmediacion.com/page8.html