El arte de no amargarse la vida.

El_arte_de_no_amargarse_la_vid

Recientemente he tenido la oportunidad de leer un libro que me ha parecido estupendo. Se trata de El arte de no amargarse la vida de Rafael Santandreu.

En este libro el autor explica los métodos de la piscología cognitiva que utiliza en su consulta para ayudar a sus pacientes a recuperar el equilibrio y la salud mental. Basándose en su experiencia, Santandreu se atreve a afirmar que hay tres motivos fundamentales que nos producen ansiedad y nos predisponen a la depresión y otros desórdenes mentales.

Uno de ellos sería la terribilitis o la tendencia irracional a dramatizar los hechos y las circunstancias que nos rodean. Santandreu no defiende un falso positivismo pero sí considera necesario que aprendamos a evaluar los problemas en su justa medida. Si deseamos una pareja y no la encontramos o si se nos estropea el móvil, se trata de situaciones desagradables por supuesto, pero no son terribles, podemos seguir siendo felices a pesar de ello. La clave está en evaluar los hechos de forma racional y de aceptar que a lo largo de nuestra vida encontraremos un sinfín de adversidades que sin embargo no nos tienen porqué impedir disfrutar de la vida. Incluso en situaciones más extremas como la pérdida de un empleo o una enfermedad crónica se pueden seguir encontrando argumentos para disfrutar al máximo de la vida y para demostrarlo nos recuerda casos como el de Stephen Hawking o Cristopher Reeve.

Otro de los motivos que menciona es la necesititis. Según el autor los seres humanos necesitamos realmente muy pocas cosas para poder vivir, comida, bebida, cobijo y poco más. Ni siquiera la salud es imprescindible para encontrarle un sentido a la vida, como lo demuestran casos como los anteriormente mencionados u otros similares. Sin embargo el ser humano, especialmente los ciudadanos de las sociedades occidentales, nos empeñamos en crearnos un sinfín de necesidades artificiales y las ponemos como condición para poder llevar una vida aceptable, de tal forma que si no acabamos poseyendo un automóvil último modelo, una pareja hiperatractiva, un smartphone o la juventud proporcionada por las intervenciones de la cirugía estética acabamos siendo individuos totalmente infelices (obsérvese que los ejemplos expuestos pueden ser exageraciones, pero a otros niveles o con otros ejemplo estos es aplicable a la mayoría de nosotros). En contraposición a todo eso, el autor expone un par de argumentos que nos pueden ayudar a sentirnos más plenos y que, en mi opinión, poseen una especial belleza por su simplicidad y su sabiduría. Estos argumentos son: hacer cosas valiosas para mí mismo y para los demás y trabajar nuestra capacidad de amar.

Por último también denuncia el mito de la preocupación. De forma irracional o incomprensible tendemos a pensar que para solucionar los problemas debemos preocuparnos intensamente en ellos. Parece que cuanto más nos preocupemos en un problema, más cerca estaremos de la solución de ese problema cuando, normalmente, suele ocurrir todo lo contrario. Preocuparse y darle vueltas a un problema más de lo estrictamente necesario no solamente es ilógico e inútil sino que además nos provoca niveles cada vez mayores de ansiedad. Cómo ejemplo de lo dicho expone el ejemplo de políticos y altos ejecutivos que se enfrentan diariamente a problemas muy delicados y que no únicamente no se desesperan por ello sino que además disfrutan solucionándolos. La razón de ellos es que no le dedican ni un segundo más de lo necesario dentro de su flujo de pensamiento.

En definitiva, Rafael Santandreu expone que gran parte de nuestros problemas mentales tienen origen en nuestro flujo de pensamientos, en nuestro diálogo interior, pero que curiosamente también en nuestro pensamiento está la solución. Simplemente se trata de encontrar los enfoques adecuados y de utilizar los recursos de ese maravilloso órgano que es el cerebro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s