Minimalismo mental

Bombeta

El minimalismo como corriente de pensamiento ha sido estudiado en numerosas disciplinas como la pintura, la escultura, la arquitectura, la música, el diseño, la cocina o la literatura. Por lo general  las diferentes ideas que desarrollan las doctrinas del minimalismo giran en torno a la idea del “Less is more” (menos es más) que popularizó el arquitecto Mies van de Rohe y que viene a querer decir que, en muchas ocasiones, la mejor forma de sacar provecho de un objeto, un entorno o una idea es precisamente reduciéndola a su mínima expresión, liberándola de todos los detalles superfluos .

Sin embargo este concepto rara vez lo vemos aplicado a nuestro propio pensamiento. Es lo que yo llamo el minimalismo mental y que, a grandes rasgos, consistiría en eliminar de nuestra corriente de consciencia todos aquellos pensamientos que se apelotonan en nuestro diálogo interior y que en la gran mayoría de casos no aportan nada a nuestro bienestar psíquico, muy al contrario muchos de estos pensamientos típicos una mente “maximalista” tienden a ser nocivos y acaban intoxicando nuestra corriente cognitiva y perjudicando nuestra salud mental.

Es muy importante por lo tanto monitorizar constantemente nuestro diálogo interno y eliminar de él todo pensamiento nocivo antes de que afecte a nuestras emociones. Es necesaria constancia y un entrenamiento diario y continuado, pero con el tiempo y la práctica es posible transformar nuestra mente para reducir el número de pensamientos inútiles y concentrar su atención en aquellos pensamientos que son útiles en el desempeño de nuestra vida diaria y que nos ayudan a sentirnos bien.

Existe la estúpida creencia en occidente de que para resolver los problemas debemos estar permanentemente preocupados en ellos y que no pensar es propio de idiotas o bobos, pero lo cierto es que al igual que un atleta de competición debe vigilar estrictamente sus periodos de descanso físico para aumentar su efectividad, de la misma forma es muy recomendable saber regular el consumo de energía de nuestro cerebro para aumentar su eficiencia. De hecho “adelgazar” nuestra corriente de pensamientos y reducirla a aquellos pensamientos que nos benefician o nos aportan algún tipo de aprendizaje suele revertir en un aumento de nuestra creatividad, productividad y paz interna, beneficiándonos mental, física y emocionalmente. Técnicas como la respiración consciente o la meditación pueden ayudar en este objetivo de conseguir una mente minimalista.

¿Cuáles son los pensamientos que deberíamos eliminar entonces?, pues, en general, todos aquellos pensamientos estériles que no aportan nada al conocimiento sino que únicamente se regocijan dándole vueltas a cuestiones insolubles, cómo cuando rememoramos esa discursión que tuvimos con alguien, discursión  que ya está acabada y finiquitada en el tiempo, pero que sigue golpeando nuestra autoestima de forma machacona, o cuando empezamos a lanzar mentalmente improperios contra el mundo o contra nosotros mismos por algo que consideramos injusto o por algo que creemos hicimos erróneamente. Si caminando hacía casa pienso “tengo que cambiar las sábanas hoy sin falta porqué están sucias”, ese pensamiento es útil, pero si continúo añadiendo otros cómo “Ya me vale, debería haberlas cambiado hace una semana” o “Soy un desastre, no hay forma de que haga las cosas bien” esos otros pensamientos aparte de ser totalmente inútiles contribuyen a aumentar el ruido mental y perturbar nuestro estado interno. ¿Os habéis parado pensar que cantidad de pensamientos de los que tenemos al cabo del día son de este segundo grupo?. El truco consiste en ignorar estos pensamientos cuando detectamos que están empezando a nacer y dejar que pasen sin prestarles atención, desviando nuestra atención a cualquier otra cosa.

El minimalismo mental es una actitud que, aunque necesita de práctica constante, mejora nuestra salud mental a medio y largo plazo y nos convierte en individuos psicológicamente más fuertes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s