El arte de no amargarse la vida.

El_arte_de_no_amargarse_la_vid

Recientemente he tenido la oportunidad de leer un libro que me ha parecido estupendo. Se trata de El arte de no amargarse la vida de Rafael Santandreu.

En este libro el autor explica los métodos de la piscología cognitiva que utiliza en su consulta para ayudar a sus pacientes a recuperar el equilibrio y la salud mental. Basándose en su experiencia, Santandreu se atreve a afirmar que hay tres motivos fundamentales que nos producen ansiedad y nos predisponen a la depresión y otros desórdenes mentales.

Uno de ellos sería la terribilitis o la tendencia irracional a dramatizar los hechos y las circunstancias que nos rodean. Santandreu no defiende un falso positivismo pero sí considera necesario que aprendamos a evaluar los problemas en su justa medida. Si deseamos una pareja y no la encontramos o si se nos estropea el móvil, se trata de situaciones desagradables por supuesto, pero no son terribles, podemos seguir siendo felices a pesar de ello. La clave está en evaluar los hechos de forma racional y de aceptar que a lo largo de nuestra vida encontraremos un sinfín de adversidades que sin embargo no nos tienen porqué impedir disfrutar de la vida. Incluso en situaciones más extremas como la pérdida de un empleo o una enfermedad crónica se pueden seguir encontrando argumentos para disfrutar al máximo de la vida y para demostrarlo nos recuerda casos como el de Stephen Hawking o Cristopher Reeve.

Sigue leyendo

Anuncios

Minimalismo mental

Bombeta

El minimalismo como corriente de pensamiento ha sido estudiado en numerosas disciplinas como la pintura, la escultura, la arquitectura, la música, el diseño, la cocina o la literatura. Por lo general  las diferentes ideas que desarrollan las doctrinas del minimalismo giran en torno a la idea del “Less is more” (menos es más) que popularizó el arquitecto Mies van de Rohe y que viene a querer decir que, en muchas ocasiones, la mejor forma de sacar provecho de un objeto, un entorno o una idea es precisamente reduciéndola a su mínima expresión, liberándola de todos los detalles superfluos .

Sigue leyendo