Vivir sin miedos, saliendo de la zona de confort

 

Acabo de concluir la lectura de este libro y lo recomiendo encarecidamente. No se trata de un libro de soluciones mágicas y hay que entender su título de forma precisa; no es posible vivir sin miedos pero sí es posible vivir sin todos aquellos miedos artificiales que inventamos ( o nos inventan ) y que forman el porcentaje mayoritario de nuestro repertorio fóbico. El miedo natural, el sano, es una facultad deseable, pero es a ese otro tipo de miedos venenosos a los que se refiere el autor, Sergio Fernández.

En el libro Sergio no inspira con textos, reflexiones, citas, anécdotas y prácticas que le han sido útiles en su experiencia vital y las comparte con todo aquel que crea le pueden ser de utilidad.

http://www.pensamientopositivo.org/vivir-sin-miedos-2/

Entre los múltiples conceptos que he extraído de este libro, me gustaría quedarme con una idea que Sergio esboza en uno de los capítulos y que he podido poner en práctica con éxito.

Sigue leyendo

Truismos

 

Jenny Holzer siempre ha sido una de mis artistas favoritas.

Jenny es una de las más destacadas del llamado arte neo-conceptual que incide más en los conceptos que se quieren comunicar que en la forma del objeto artístico en sí. En el caso concreto de Jenny Holzer gran parte de su obra tiene como protagonista a los “Truismos” (Truism), que podríamos traducir como algo así como… “verdades como puños”. Los truismos son frases cuyo contenido invita a la reflexión, vendrían a ser algo a medio camino entre los koan budistas y las citas de calendario. Jenny crea estos truismos y los estampa en camisetas, los exhibe en carteles publicitarios, paneles luminosos y otra serie de soportes.

Sigue leyendo

Lo esencial es invisible a los ojos

Con esta famosísima cita de la obra de Antoine de Saint Exupery, el Principito, me gustaría reflexionar acerca de un tema que siempre es apasionante; La existencia.

Siempre me ha fascinado jugar con el concepto de la existencia y todo lo que ello implica en nuestra vidas y nuestra forma de entender el mundo. En nuestra cultura parece que la existencia sea una condición imprescindible para gozar de un mínimo status en la realidad, tendemos a despreciar lo que no existe (o creémos no existe) cómo si no fuera merecedor de nuestra atención. No obstante pocas veces nos paramos a pensar que muchas de las cosas más importantes de nuestra vida son cosas que precisamente no existen, empezando por nosotros mismos.

Sigue leyendo