Gestión de la motivación: La técnica de los 5 slots

Mis obligaciones profesionales y personales me dejan muy muy poco tiempo para poder desarrollar algún proyecto creativo de tipo personal. A pesar de ello son muchos los que se sorprenden de que, en medio de una agenda de locura, aún sea capaz de realizar historietas, animaciones, dibujos y otras creaciones de tipo artístico-creativo. ¿Pero cómo lo puedes hacer?, ¿de dónde sacas el tiempo?. Pues lo cierto es que todo comenzó cuando concebí la técnica de los cinco “slots” de motivación, desde que la puse en práctica mi productividad se ha disparado cómo un cohete. Aunque esta técnica está pensada para el desarrollo de proyectos en el ámbito artístico-creativo, sospecho que podría adaptarse a otros ámbitos con unos ligeros retoques. A los que os interese , ahí va…

La técnica de los cinco “slots” de motivación

El problema

Esta técnica parte de la base de que, con un mínimo de organización y apoyándose en técnicas como la del pommodoro, casi siempre es posible rascar un poco de tiempo cada día para dedicar a algún proyecto personal que tengamos en marcha. El problema es que dichos huecos de tiempo suelen estar disponibles a horas intempestivas donde podemos estar cansados o no encontrarnos inspirados, en ese preciso momento, para desarrollar ese proyecto. Es decir, tenemos tiempo pero no tenemos motivación suficiente para ponernos manos a la obra. A lo mejor nos apetecería más en ese momento realizar un nuevo proyecto, pero la sensación de culpabilidad no nos permite empezar algo nuevo sin haber concluido antes un proyecto que ya está en curso, pero cómo por otro lado no nos apetece ponernos a hacer el trabajo requerido, acabamos procrastinando, perdiendo el tiempo y yéndonos a dormir sin haber avanzado lo más mínimo, y lo que es peor, con un profundo sentimiento de frustración. En el peor de los casos (que además suele ser el más habitual), el proyecto acaba en un Development hell y nunca llega a ver la luz.

En que consiste

El problema radica en que no gestionamos bien la motivación. La inspiración va como va y no podemos forzarla. Así que la solución no es intentar realizar proyectos de forma lineal, es decir; empezar uno, acabarlo, empezar el siguiente, acabarlo y así uno detrás de otro, eso quizá sirva para tareas individuales dentro de un proyecto pero no para proyectos creativos. En lugar de eso hemos de reservarnos cinco “slots” mentales dedicados todo ellos a potenciales proyectos creativos que se nos puedan ocurrir, comenzarlos cuando nos sentamos motivados para ello y mantenerlos abiertos junto con el resto de proyectos que ya estén en curso. De esta manera si tenemos 2, 3 o hasta 5 proyectos en marcha, cuando tengamos un hueco de tiempo simplemente hemos de escoger cual de los proyectos nos apetece o estamos motivados para realizar en ese momento y ponernos manos a la obra. De este modo los proyectos avanzarán en paralelo y aseguramos que nuestro tiempo  se aprovecha al máximo. Es cierto que el tiempo para acabar cinco proyectos debería ser, en teoría, mayor que para acabar uno pero en la práctica, al avanzar en paralelo y siempre estar activo, lo cierto es que se acaban concluyendo antes pues espantamos al fantasma de la procrastinación y la desmotivación.

Si un día no nos sentimos motivados para continuar un trabajo, probablemente lo estemos para continuar otro, lo importante es que la maquina creativa (o sea nosotros) sigue en marcha. Si únicamente tenemos ocupados 2 de nuestros 5 slots mentales y no nos apetece realizar ninguno de los dos lo mejor es que nos dediquemos a realizar cualquier otra actividad, aunque sea irrelevante, y esperemos a que la motivación sople a favor. Si tenemos ocupados los cinco slots muy mal tiene que estar la cosa para que no nos apetezca hacer ninguno de los cinco o hemos elegido mal los proyectos a desarrollar. De todos modos para asegurar el éxito de esta técnica aquí tienes una serie de normas y consejos.

Normas

· Nunca ocupar más de cinco slots mentales. Si tenemos 5 proyectos en marcha y queremos empezar un sexto deberemos cancelar forzosamente uno de los que tengamos abiertos. Existe la posibilidad de suspenderlo indefinidamente pero lo importante es que lo olvidemos y le quitemos todo el foco mental.

· No tienen porqué ocuparse los 5 slots, de hecho es mejor siempre dejar uno libre por si surge un proyecto imprevisto que nos ilusione especialmente. Tampoco tienen porqué empezarse ni acabarse todos los proyectos a la vez, cada uno tiene su línea de tiempo independiente.

· Es imprescindible que los proyectos tengan una característica o nexo común que nos permitan identificarlos mentalmente cómo perteneciente a una misma categoría o bloque. Ese criterio puede estar basado en la relación disciplinar, la importancia que tienen para nosotros o cualquier otro que nos permita sentirlos como parte de un mismo metaproyecto vital.

Consejos

· Elige proyectos que te ilusionen y te motiven. Una cosa es luchar contra la desmotivación ocasional que se presenta en un momento de desanimo puntual y otra muy distinta la desmotivación que lleva de origen una tarea tediosa. Para esos trabajos esta técnica no sirve, busca otra.

· A la hora de elegir los proyectos para rellenar los Slots intenta que estos sean los suficientemente distintos, en su morfología, como para que puedan cubrir diferentes tipos de motivación. Combina proyectos ambiciosos con proyectos más ligeros, proyectos más visuales con otros de carácter más abstracto, proyectos que requieran concentración con otros que se puedan realizar escuchando música. Esto garantiza que haya más posibilidades tengas un slot adecuado para cada estado de ánimo.

· Intenta no agotar los cinco slots. Considera el quinto slot cómo slot de emergencia, pero intenta, siempre que sea posible, mantener al menos uno de los proyectos en curso cerca de su fase de finalización antes de ocupar el quinto slot.

· Se realista con los proyectos que escoges para rellenar tus cinco slots. Que uno de ellos sea hiperambicioso, imposible e irrealizable puede estar bien, pero que lo sean los cinco no. Explora cuáles son tus límites e intenta que los proyectos asignados te permitan moverte con cierta soltura por su interior (o al menos por su perímetro).

· Cuando llegues a la conclusión de que un proyecto ha llegado a una vía muerta no tengas reparo en abandonarlo para dejar su slot libre. Pero no lo hagas de inmediato, espera un tiempo prudencial desde el primer arrebato de abandono para asegurarte que la decisión de abandonarlo no es impulsiva.

· No dejes un proyecto abandonado en un slot durante demasiado tiempo. Generalmente si el proyecto no se toca durante un tiempo superior alas ¾ partes del  tiempo que se le había asignado a su ejecución total, es mejor dejarlo indefinidamente en suspenso, olvidarse de él y dejar el slot libre para un nuevo proyecto.

· No te preocupe coleccionar proyectos inacabados. Si has aprendido algo con ellos ya han cumplido su función. Algunos de los proyectos de los que estoy más orgulloso son proyectos inacabados. Lo que debes evitar es que un proyecto inacabado te fagotice más tiempo del necesario. Por otra parte no permitas que la pereza o la procrastinación te fuercen a declarar un proyecto como definitivamente inacabado a la primera tentación de abandono, dale una oportunidad a los cinco slots de motivación.

Quizás os estéis preguntando ¿y porqué cinco?. Bueno lo cierto es que he comprobado que es el número máximo de proyectos que puedo manejar con suficiente foco dentro de un mismo ámbito, a partir de ahí mi eficiencia cae en picado perjudicando no únicamente al hipotético sexto proyecto sino a los otros cinco. Lo que sí es posible, al menos en principio, es manejar varios ámbitos al mismo tiempo pero en diferentes capas vitales. Así pues soy capaz de manejar al mismo tiempo cinco proyectos profesionales, cinco proyectos personales, cinco problemas familiares, cinco eventos sociales etc…

Se trata de una limitación personal así que puede que en tu caso seas capaz de manejar más slots. No obstante con las personas con las que he comentado el asunto coinciden conmigo en identificar el límite de cinco proyectos en paralelo cómo el máximo para gestionar simultáneamente. ¿Cuál es tu caso u opinión?, ansío conocerlo.

Anuncios

2 pensamientos en “Gestión de la motivación: La técnica de los 5 slots

  1. Ignacio dice:

    Si bien es cierto que la teoría de los cinco “slots” es algo intuitivo y fácil de reconocer, discrepo ligeramente de su utilidad práctica siquiera en la mayoría de los casos.
    Esta discrepancia se debe a mi experiencia y la observación de la experiencia ajena.
    El problema con los spots (cinco, diez o cero…) es que es una teoría aplicable a las mentes fundamentalmente creativas, que son las que padecen todos estos males relacionados con el tiempo lineal y con la forma de vida que tradicionalmente nos ha impuesto una sociedad industrial, que ahora agoniza.
    Siendo así, y casi diría que por definición una mente creativa no se la puede controlar o acotar, limitar el número de ideas que debe parir por minuto/día/mes y por lo tanto el flujo entrante en estos slots es incontrolable, y en la conciencia del creador hay “corazón” para querer a todas esas ideas y no abandonarlas de forma tan fría y sistemática para preservar esos cinco slots.

    Quizá ese manejo dinámico funcione mientras se trabaja, es decir, en la efervescencia de la jornada laboral con todos sus “frentes abiertos”, que muy bien podrían ser cinco (y que casi siempre los supera).

    En lo que sí estoy de acuerdo es en que el flujo lineal de “crear algo, desarrollarlo y finalizarlo antes de iniciar otra cosa” es un planteamiento nefasto para una mente o un trabajo creativos.

    Ánimo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s